Login
Banner

Enseñanzas de una travesía: El cruce a nado del Estrecho de Gibraltar

PDF
Valoración de los usuarios: / 10
PobreEl mejor 

Por Agustín Barletti

El 23 de octubre mientras los argentinos amanecían pensando en ir a votar y esperar los resultados de las elecciones nacionales, yo tenía otro objetivo muy distinto en mente. Días atrás, había dejado mi casa de Nordelta, donde vivo con mi mujer y mis cinco hijos, para llegar a la ciudad española de Tarifa. Mi objetivo: cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar, uniendo Europa y África.

Estaba a días de cumplir 50 años, y justo es decir que nos soy atleta de alta competición ni mucho menos. Desde chico siempre me gustó nadar en el mar, pero nunca participé en ningún torneo. De hecho, antes de embarcarme en este desafío llevaba más de 25 años sin nadar.

Consciente de mis limitaciones y de la dificultad de la empresa, arranqué la preparación física con 19 meses de anticipación. Para ello, me contacté con Pablo Testa, el mejor entrenador de aguas abiertas del país.

En marzo de 2010, me entrevisté con Pablo. Su sorpresa no pudo ser mayor. Estaba frente a un cincuentón que pesaba 96 kilos, que hacía décadas que no se entrenaba y que quería cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar.

Tiempo después, Pablo me confesaría que cuando me conoció, pensó que más que un entrenador, yo necesitaba un psicólogo.

A pesar de todo, me tomó a prueba por dos semanas. Allí le demostré mi deplorable estado físico, pero también mi enorme fuerza de voluntad para superar todos los obstáculos que se me pusieran enfrente.

Pablo diseñó un programa de entrenamiento progresivo para retomar la capacidad física perdida.  Durante esos 19 meses de entrenamientos, nadé el equivalente a 2.300 kilómetros. Es como si hubiese nadado de Buenos Aires a Mendoza ida y vuelta y de allí a Mar del Plata.

A la fecha del cruce, pesaba 79 kilos y estaba para nadar 12 horas seguidas.

Pablo fue mucho más que un entrenador para mí. Puso a punto mis músculos pero también templó mi espíritu. Me acompañó a España y estuvo a mi lado durante el cruce. Allí me dio las mejores indicaciones, pero también con su aliento permanente supo pasarme su fuego sagrado de deportista y nadador. 

Desde el 17 de octubre nos encontrábamos con Pablo listos para cruzar el Estrecho, pero el tiempo no nos acompañó. Tuvimos un primer intento el miércoles 19, largué y hubo vientos fuertísimos con olas de tres metros de alto. Entonces la Asociación Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar, que organiza las travesías, determinó que no podía continuar.

Todo pareció derrumbarse. El esfuerzo de tantos meses de entrenamiento, con tiempo quitado al trabajo y la familia, se derrumbaba con la fragilidad de un castillo de naipes.

El tiempo se había empecinado y los vientos enfurecían el oleaje.

Finalmente, el domingo 23 todo se tranquilizó y se dio una ventana de buen tiempo.

El oleaje había amainado y los vientos eran imperceptibles. Existía, eso sí, una amenaza latente de lluvias y tormentas. Si esto último ocurría, la prueba debía levantarse por falta de visibilidad. Por el Estrecho, circulan diariamente más de 300 buques, y muchos de ellos superan los 300 metros de largo.

Todavía no me puedo explicar racionalmente cómo se pudieron aplacarse las aguas. Durante esas seis horas que nadé, me seguía un agujero celeste en el cielo y, a los cinco minutos de terminar, se largó una lluvia torrencial. Son cosas que sólo se pueden explicar con la fe. 

Hay que creerle a mi entrenador, cuando dijo que “Dios es bueno, y supo reconocer tu esfuerzo y convicción”.

Largué a las 8:30 de la mañana con traje de neopreno, para protegerme de las bajas temperaturas del agua, y en 6 horas con 7 minutos pude unir la costa de la playa de Tarifa – el punto más austral del continente europeo – con la de Punta Cires, en Marruecos.

Fue una experiencia difícil de describir. Hay que vivirla para entenderla. Durante la travesía, nadé con 50 delfines, entre los que había un bebé que jugaba conmigo. También me topé con una tortuga marina y con un banco de atunes, que formaban una masa plateada que me encandilaba cuando le pegaba el sol.

Mi mamá todavía esta llorando por una carta que le escribí, diciéndole que en medio de esa paz me sentía en el seno materno.

Sin embargo, la última parte del recorrido fue la más difícil, porque tuve una fuerte corriente en contra y tardé dos horas para hacer los 1.500 metros que faltaban. Por suerte el entrenamiento diseñado por Pablo había contemplado estas situaciones adversas y es así como pude superarlas.

Mientras concretaba el cruce, Pablo me acompañaba de cerca en un gomón, y además se comunicaba por celular con mi familia y le comentaba cada nuevo tramo que iba atravesando. Mi esposa, Lucila, creó un grupo abierto en Facebook – “Aguante Agus cruzando a nado el Estrecho de Gibraltar” – al que se sumaron más de un centenar de personas que nos seguían minuto a minuto y enviaban mensajes de aliento.

De toda esta experiencia rescato un mensaje. Cualquier persona, si se pone una meta, tiene constancia y es responsable, puede lograr lo que se propone.

Yo pude unir a nado dos continentes, quien esté leyendo estas líneas puede estar seguro de que no hay meta lejana cuando se trabaja con tesón, fe y amor para alcanzarla.


AGUSTIN BARLETTI - CRUCE A NADO DEL ESTRECHO DE... por Lucilamg

 

 

AddThis Social Bookmark Button
 

Comentarios  

 
# Aguas Abiertas 09-05-2012 09:46
FELICITACIONES Agustin!!! Gran desafìo!!!
Esperamos mas!
 
 
# Federico 26-05-2013 21:50
Que grande maestro, increible. Te comento, soy de la ciudad de Rosario y junto con un amigo tenemos ganas de cruzarlo en el 2015, espero estar a medida con el cruce y encontrar a alguien en esta ciudad que nos pueda entrenar y tenga conocimentos de la travesía. Te felicito nuevamente.
Abrazo
Federico
 

Si desea participar y dejar su comentario ingrese a cuenta o suscríbase aquí.

Calendario

Octubre 2014
D L M X J V S
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1

Próximos Eventos

Sin eventos
Aguas Abiertas en Argentina - Tu sitio de natación

Galería de Videos

Seguinos en Twitter

Sumate en Facebook

Agreganos como amigos
Encontra las ultimas fotos y comentalas



Aguas Abiertas en Argentina